La Prostitución y su evolución.

La RAE define prostitución como la actividad de quien mantiene relaciones sexuales con otras personas a cambio de dinero. También es conocida como trabajo sexual comercial.

¿Quién no ha oído alguna vez que la prostitución es el empleo más antiguo del mundo? Pero, ¿hasta qué punto de la historia tenemos que remontarnos para comprobarlo?

Como dice Marcelo Fernando Castro en Especial: prostitutas en la historia.

Ya en la antigua Mesopotamia (siglo XVIII a.C) encontramos registros de leyes, recogidas en el Código de Hammurabi, que regulaban los derechos de herencia de las prostitutas.

codigo_de_hammurabi.png

Código Hammurabi

En Babilonia se obligaba a las mujeres a que al menos una vez en la vida mantuvieran sexo con un extranjero como muestra de hospitalidad, a cambio recibían un pago.

En la Grecia Clásica tanto hombres como mujeres la ejercían, estaban obligados a llevar una vestimenta diferente al resto y a pagar impuestos. En el siglo VI a.C. se crea el primer burdel por orden del rey ateniense Solón.

Roma es quizá el “paraíso de la prostitución”, debido a la enorme libertad sexual de la época. Había un tipo que se podría parecer a lo que hoy conocemos como “escorts”, mujeres educadas tanto para mantener una conversación como para dar placer, cobraban grandes sumas de dinero y solo ofrecían sus servicios a altos cargos.

En la Edad Media, un periodo fuertemente influenciado por la Iglesia, había contradicciones respecto al fenómeno, por un lado se consideraba un pecado, pero por otro existía una tolerancia universal, incluyendo a las autoridades religiosas. Se pedía que se vistieran de manera diferente para distinguirlas de otras mujeres y también que pagaran impuestos.

Era considerada como un “mal necesario” en el Renacimiento, ya que satisfacía necesidades básicas de las personas.

Se introduce el concepto de cortesana en la Época Moderna, un concepto que se asimila. Se reguló su situación en ciudades como Roma o Venecia, quedando a cargo de una “reina” que se responsabiliza de hacer cumplir las reglamentaciones policiales.

Hoy en día la realidad es otra. El porcentaje de mujeres que la ejercen libremente en España es solo del 10%, frente al 90% que son obligadas por redes de tratas, según un cálculo realizado por la Policía española.

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 13.32.58.png

Actualmente en España se encuentra en una situación de alegalidad, pues está permitida ejercerla y quedarse con los beneficios, pero está sancionado su consumo en zonas de tránsito público. Está reglado y sancionado en el Código Penal la prostitución de menores, la forzada o la coaccionada en mayores de edad y el hecho de lucrarse a costa de que otra persona la ejerza.

El perfil de prostituta que ejerce en España según el fiscal delegado de extranjería de Málaga, Juan Bermejo, suele ser una mujer extranjera, que en muchas casos está en una situación irregular y que la ejerce normalmente por una situación de necesidad. Suelen ser personas “marginales, drogadictas y sin otra salida” por lo que queda en duda si el pequeño porcentaje que lo hace libremente lo hace por ese “placer” o porque encuentran en esta actividad una manera de salir de la pobreza.

Trabajan en una situación, como hemos dicho anteriormente, alegal, ya que quienes la ejercen libremente no tienen protección laboral, al no poder darse de alta en la Seguridad Social. Muchas ejercen en locales de alterne mientras que otras pagan diariamente un alojamiento con pensión completa, o lo realizan en pisos de citas.

La trata actualmente es un delito perseguido y castigado a nivel internacional. Como dice el Inspector jefe del Centro de Inteligencia de Análisis de Riesgo (CIAR) de la Policía Nacional, José Nieto: “Entendemos que sin demanda no hay oferta, y queremos convencer a la gente de que detrás de cada una de estas mujeres, quizá, exista una víctima y una esclava sexual”

Desde el Trabajo Social la intervención que se lleva a cabo para abordar los problemas que sufren las consecuencias de este fenómeno comprende actuaciones como:

  • eliminar el estigma que la sociedad ha creado en la mujer con un efecto desvalorizante, restándoles legitimidad e invisibilizándolas,
  • promover el cambio de forma vida así como en su entorno social, ya que muchas sueñan con llevar una vida normalizada,
  • informar sobre recursos existentes,
  • regularizar su situación en el país,
  • formarla en nuevos ámbitos tanto laborales como académicos,
  • etc.

Post realizado por Marta.

POST 3: La importancia del Trabajo Social en España: la defensa del Estado del Bienestar.

Estos datos entre otros son un claro reflejo de la situación actual que atraviesa España, de los recortes en Instituciones y Servicios públicos, así como el aumento del Tercer Sector.

Por eso creemos que se debería reforzar el papel del Trabajo Social dentro de unos de los cuatro pilares del Estado del Bienestar como son los servicios sociales. Por este se entiende el conjunto de actividades desarrollas por los Gobiernos que guardan relación con la búsqueda de finalidades sociales y redistribuidas a través de los presupuestos del Estado, se refiere, por tanto, a la actividad desarrollada por la Seguridad Social en cuatro frentes:

  • Transferencias de dinero: subsidios de desempleo o vejez.
  • Cuidados sanitarios: sistema de salud universal y gratuito.
  • Servicios de educación: garantizar el acceso al conocimiento a todos los ciudadanos.
  • Provisión de vivienda, alimentación y otros servicios asistenciales.

110828.estado.del_.bienestar.titanic.jpg

Como dicen Luis Nogués Sáez y Teresa García Giráldez (2014), en Seducidos por lo común:

Sin duda el trabajo social debe impulsar y desarrollar la solidaridad a pequeña escala, el vecindario, la familia, las personas que comparten problemas comunes, pero si solo opera esa solidaridad ¿Qué pasaría con la solidaridad a gran escala en materia de sanidad, educación, seguro de desempleo, etc.? Hace falta una organización de la solidaridad que implique grandes recursos, procedimientos técnicos complejos, personal cualificado, etc. Por lo tanto, es necesaria una perspectiva y una práctica integradora de los distintos planos de la solidaridad, que abarquen sus diversas formas y escalas, y su interrelación.

En estos momentos de globalización en los que se incrementan las escalas, más necesarias se hacen las mediaciones institucionales, no podemos olvidar que el Estado del bienestar tiene, entre otras funciones, poner en pie la solidaridad a gran escala, aquella que no puede ser sustituida por la solidaridad local inmediata y voluntaria. (p.59-60)

Siguiendo las reflexiones de estos autores, creemos que es importante que no se pierdan los sistemas de ayuda familiares y vecinales, ya que son un principal canal de transmisión de la cultura de ayuda; pero es importante tener un Estado que se haga cargo donde estos no pueden llegar.

Uno de los principales instrumentos de los que se vale el Estado del bienestar para llevar a cabo sus acciones son los trabajadores sociales. Como vimos en el Post 2: La importancia del Trabajo Social en España: la visión de la sociedad, las funciones de estos trabajadores están distorsionadas, por lo que a través de este blog queremos dar a conocer la importancia de esta profesión, haciendo hincapié en el valor que tiene un auténtico Estado de bienestar en nuestra sociedad, mediante nuevas políticas sociales que protejan al ciudadano y aumentar el presupuesto que se ha visto recortado con la crisis.

Referencias bibliográficas:

Read More

Las Drogas y su evolución en nuestra sociedad.

 

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) droga es: toda sustancia que, introducida en el organismo por cualquier vía de administración produce una alteración del natural funcionamiento del sistema nervioso central del individuo y es, además susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física o ambas.

Desde un punto de vista médico nos referiremos a toda sustancia con potencial para prevenir o curar una enfermedad o aumentar la salud física o mental, o desde el punto de vista de la farmacología como toda sustancia química que modifica los procesos fisiológicos y bioquímicos de los tejidos o los organismos.

Acorde a la primera definición podíamos incluir sustancias como la cafeína, el alcohol o el tabaco, drogas con fines no médicos, pero que producen una modificación en el sistema del individuo que la consume.

6648f45035a47efdafeee4d3f3f056e4_L

Las podemos clasificar según los efectos que producen:

Captura de pantalla 2016-04-11 a la(s) 22.00.44.png

Podemos dividir los tipos de intervención contra las drogas en tres etapas.

La primera comienza con la irrupción de las drogas en la sociedad española a finales de los años 70. El sector de intervención aún no estaba especializado y no se disponían de un cuerpo de conocimientos que sustentara la práctica.

En 1985 se crea el primer Plan Nacional sobre Drogas y derivados de este los planes autonómicos y municipales. Se recogía en él una intervención inespecífica dirigida a mejorar las condiciones de vida y prevenir la marginalidad. Se establecen medidas de prevención como son la elaboración de material didáctico para centro educativos, la formación de padres y profesores, etc.

Pero la realidad fue otra, prácticamente todos los recursos existentes consistían en dar una respuesta asistencial a los casos de drogodependencia. Se trataba de acciones muy poco fundamentadas, inespecíficas, poco estructuradas y basadas más en la intuición y el voluntarismo que en el conocimiento y la profesionalidad de los agentes implicados.

La segunda etapa comienza en los años 90, una vez creada y consolidada esta red de asistencia, se empezaron a generar servicios específicos de prevención, a través de la LOGSE en 1990 se desarrollan acciones preventivas dentro de las escuelas. Pero la drogadicción no solo afectaba a poblaciones marginales, el consumo aumentó y llegó a todas las capas sociales, se modificaron sus patrones a nivel de usuario y de tipo de consumo; por lo que se plantearon otros objetivos y programas de intervención y prevención.

Y la tercera y última etapa transcurre a partir de los 2000. En el año 1999 se elabora la Estrategia Nacional sobre Drogas 2000-2008, que actualizaba y replanteaba las respuestas al fenómeno de las drogodependencias ya que ha cambiado muchísimo y el modelo de respuesta también. En él se destaca la importancia de las políticas de prevención, se puede apreciar la evolución, no solo en cuanto a la generalización de la misma, sino a la mejora conceptual y metodológica que ha logrado. En cuanto a la asistencia se han mejorado con servicios estables y profesionales con funciones bien definidas.

maxresdefault.jpg

Como explican C. Infanta, G. Barrio y E. Martín en: “Tendencias, características y problemas asociados al consumo de drogas recreativas en España”; la situación actual del consumo de drogas en España presenta un conjunto de variables e indicadores, entre los que cabe destacar los siguientes:

  • Existe una amplia penetración social de los consumidores de drogas, sobre todo alcohol, tabaco y derivados del cannabis y que además son percibidos como menos peligrosas que otras.
  • Se observa un progresivo descenso de la sensación de alarma social asociada al consumo de drogas ilícitas.
  • Aumenta el número de personas que admite haber tenido algún consumo de drogas sean legales o no; y a la vez disminuye el porcentaje de personas que las utilizan con frecuencia.
  • La tendencia es más clara entre los sectores adolescentes y juveniles de nuestra población.

En la actualidad predominan los siguientes modelos de policonsumo:

  • El más importante, está constituido por un grupo que integra alucinógenos, anfetaminas y drogas de síntesis, cocaína y cannabis.
  • El segundo está formado por la heroína, junto con otros derivados opiáceos, la cocaína y los inhalantes.
  • El tercer grupo, se compone por el tabaco, el alcohol y el cannabis.

Post realizado por Marta.

 

Evolución de la Discapacidad a lo largo de la historia.

A lo largo de este post vamos a emplear el concepto de <<personas con discapacidad>>, supone el hecho de otorgarles un estatuto de persona, es decir de “sujetos de derecho”, alude al sujeto antes que a la discapacidad en sí. Hace referencia a que la persona tiene una discapacidad, no a que es un discapacitado. Aunque hoy en día es mejor emplear el término diversidad funcional por ser más acertado.

La discapacidad es un fenómeno complejo que refleja una interacción entre las características del organismo humano y las características de la sociedad en la que vive. Por eso conveniente explicar:

  • Una deficiencia es toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica.
  • Una discapacidad es toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de  realizar una actividad en la  forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano.
  • Una minusvalía es una situación desventajosa para un individuo determinado consecuencia de una  deficiencia o una discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso (en función de su edad, sexo o factores sociales y culturales).

Una vez explicadas estas diferencias, vamos a hacer un repaso a lo largo de la historia de los diferentes modelos de respuesta y  actuación que se daban ante las necesidad de las personas con diversidad funcional a través del documento: Breve historia de las personas con Discapacidad: de la Opresión a la Lucha por sus Derechos realizado por Luciano Andrés Valencia.

En la prehistoria las complejas situaciones de supervivencia a las que se enfrentaban ha llevado a pensar que las personas con discapacidad eran abandonadas, por ser una carga durante los  traslados de campamento en busca de presas o tierras mejores.

Se tiene constancia a través de esqueletos encontrados de que se intentaban medidas curativas como trepanaciones (práctica médica que consiste en agujerear el cráneo) para “ahuyentar el mal” o la amputación de miembros. Como se puede observar en la imagen de abajo del cráneo de un Neandertal encontrado en la cueva Shanidar en Irak. Aunque también como se mencionó en el Post 1: la historia hasta el momento, hay constancia de que personas con discapacidad fueron cuidadas por sus tribus.

Captura de pantalla 2016-04-10 a la(s) 19.53.21.png

Cráneo con trepanación encontrado en la cueva de Shanidar en Irak

En la Antigua China se utilizaban masajes para tratar a las personas con discapacidad motriz. En culturas como la India o los Masái de Tanzania se practicaba el infanticio. Los Chagga de África Occidental los utilizaban para espantar demonios. En Esparta, una de la ciudades-estado griegas más importantes, examinaban a los niños al nacer y los considerados “débiles” eran abandonados.

Esparta1.jpg

Bebé examinado en Esparta

En la Edad Media la posición frente a la discapacidad, fuertemente influenciada por la Iglesia, fue ambivalente. Por un lado se condenaba el infanticidio, mientras que por otro las personas consideradas “deformes”, “anormales” o “defectuosas” eran víctima de rechazo y persecución por parte de las autoridades civiles y religiosas. Las personas con discapacidad eran confundidas con los locos, herejes, brujas, delincuentes, vagos y prostitutas. Se decía que estas personas estaban en la Tierra enviadas por Dios para que los “normales” pudieran expirar la culpa a través de obras benéficas.

Sobre en siglo XV, por las consecuencias de las guerras, las plagas y las malas cosechas se empezó a intervenir para subsanar las heridas causadas que habían provocado una discapacidad, como el comienzo de la utilización de prótesis y aparatos ortopédicos. Empezó a tomar fuerza la idea de que debía existir una responsabilidad social hacia estas personas. Se comenzó a investigar maneras de comunicación con personas sordas en el ámbito educativo.

Con la revolución industrial se empezaron a crear los primeros centros que atendían a personas con estas características, mientras que se siguió avanzando en el ámbito educativo.

Después de las dos grandes guerras a nivel mundial y sus consecuencias dio lugar a la aprobación de normativas tendientes a proteger los derechos de las personas con discapacidad congénita y adquirida, y en la promoción y desarrollo de Programas de Rehabilitación.

En 1970 se iniciaron movimientos sociales por parte de personas con discapacidad para mejorar la calidad de vida de estas, asegurar la accesibilidad al medio físico y social, y por el derecho a una «vida independiente». Se consiguió el reconocimiento de numerosos derechos y la aprobación de leyes a favor de estas personas.

Captura de pantalla 2016-04-10 a las 20.26.48.png

Persona en silla de ruedas a finales del Siglo XIX

Con la llegada del neoliberalismo, punto en el que estamos ahora mismo, se produce la  privatización o tercerización de sectores clave como la salud, la educación, la seguridad social o los planes de vivienda, mientras que las políticas de flexibilización y precarización laboral suponen un retroceso de las conquistas obtenidas.

Post realizado por Marta.

POST 2. La importancia del Trabajo Social en España:la visión de la sociedad.

La visión que tiene una parte de la sociedad en la que vivimos acerca del Trabajo Social no concuerda con la realidad. En algunos casos somos vistos como los encargados de arreglar las “paguillas” a los ancianos, otros piensan que somos los responsables de cuidar a personas de tercera edad; o la peor visión de nuestra profesión, ser vistos como los que separan a los niños de sus familias.

Por eso, queremos aclarar el papel del trabajador social de manera teórica. Según el Consejo General del Trabajo Social, es una profesión basada en la práctica y una disciplina académica que promueve el cambio y el desarrollo social, la cohesión social, y el fortalecimiento y la liberación de las personas.

Esto es posible a través de las siguientes funciones según  F.I.T.S.:

  1. Orientar a las personas para desarrollar las capacidades que les permitan resolver sus problemas sociales, individuales y/o colectivos.
  2. Promover la facultad de autodeterminación, adaptación y desarrollo de las personas.
  3. Promover y actuar por el establecimiento de servicios y políticas sociales justas o de alternativas para los recursos socioeconómicos existentes.
  4. Facilitar información y conexiones sociales con los organismos de recursos socioeconómicos (articular redes).
  5. Conocer, gestionar y promocionar los recursos existentes entre sus potenciales usuarios y los profesionales de otras ramas de las ciencias que pueden estar en contacto con estos.

Creemos, desde nuestro punto de vista, que la confusión mencionada anteriormente puede ser debida a que en la antigüedad el papel que se llevaba a cabo desde los Servicios Sociales era de manera asistencial (como explicamos en el post 1), solamente tramitando ayudas, poniendo “parches” a los problemas sin indagar en su origen para poder solucionarlos definitivamente.

También se puede observar como el último recurso utilizado al que acudir para pedir ayuda, agotando antes si es posible, sistemas de respuesta a las necesidades como el familiar o el vecinal. La causa de ello puede ser la vergüenza que sienten las personas al tener que contar su situación a un desconocido y reconocer esa propia necesidad.

Uno de los factores por los que los Servicios Sociales y, esta profesión en concreto está desprestigiada, se ve reflejado en como la gente oculta que acude a ellos a solicitar ayuda. Se debe a que se trabaja con colectivos en exclusión social como por ejemplo, drogodependientes, reclusos, prostitutas, etc. Es por ello, que esto echa para atrás a muchas personas a la hora de acceder a los servicios, por miedo a ser vinculados con estos colectivos.

Otro dato curioso es que la mayor parte de las personas que deciden acudir a estos profesionales son mujeres, ¿a qué puede ser debido? Principalmente, la expresión de sentimientos siempre ha estado más vinculada a la mujer que al hombre, dándole a este vergüenza, ya que, normalmente ha sido el “protector” de la familia y el encargado por lo tanto, de llevar el dinero a casa.

Esta visión de la sociedad no solo ocurre en el caso de los usuarios, sino en la propia profesión, pues está muy feminizada. El Trabajo Social profesional asume de manera formalizada e institucionalizada una serie de cuidados y atenciones que anteriormente tradicionalmente han venido realizando las mujeres en el marco de la vida familiar.

Todos deberíamos conocer el papel de esta profesión y su importancia en la sociedad, ya que forma parte de los Servicios Sociales, uno de los cuatro pilares del Estado del Bienestar.

Read More